"Ciencia Sagrada": aunar estas dos palabras puede parecer hoy en día una contradicción cuando no una provocación, si nos basamos en los comunes conceptos que se tienen de ellas.

La ciencia moderna se define en confrontación con lo sagrado en tanto racional y objetiva, mientras que lo sagrado queda relegado al campo subjetivo de la fe, nada que ver con el conocimiento.  En el fondo esta brecha es ilusoria y ajena no sólo al ser humano sino a la realidad misma, siendo de muy reciente aparición (los últimos 3 siglos) y exclusiva de Occidente.

La Modernidad, sujeta únicamente al interés de lo nuevo y sus modas cambiantes, nos ha llevado a un mundo desacralizado consecuencia de cortar el vínculo con la sabiduría ancestral y con los ciclos de la Naturaleza. Así, tras esta desconexión esencial, el ritmo interno ha quedado fracturado y el ser humano totalmente desenraizado, víctima de una deriva caótica y frenética.

Recuperar lo "sacro" en todos los ámbitos de la existencia es fundamental, siendo precisamente el rasgo definitorio del auténtico conocimiento, y ello es imposible si se ignora el legado de los saberes antiguos, entre los que la Astrología ocupa un lugar central, presente en todos pueblos y en todas épocas de un modo u otro (incluso superviviente en un medio tan hostil como el actual).

De ahí que Ciencia-Sagrada sean en realidad dos conceptos equivalentes, inseparables uno del otro sin caer en distorsiones antinaturales. La Sabiduría reside en el Cosmos, y este es Sagrado, siendo el Hombre la expresión consciente de dicha Sabiduría en tanto microcosmos reflejo del macrocosmos.

Luz y Vida, eso es el Dios y Padre (Nous) de quien ha nacido el Hombre. Si aprendes pues a conocerte como hecho de vida y luz, y que son esos los elementos que te constituyen, volverás a nacer otra vez.
— Hermes Trismegistos. Poimandrés
 

  ASTROLOGÍA SACRA...

... nace con la intención de diferenciarse de ciertas inercias dominantes en nuestra sociedad actual, de las que no es indemne la Astrología en su profanación:  tanto del mercantilismo imperante (frivolidad de los horóscopos y otras supercherías), de la nueva era y cultura del slogan (empoderamiento del ego; narcisismo espiritual, etc.), como del cientificismo combativo (pues nuestro saber milenario no necesita ningún aval externo; antes bien habría que validar el propio paradigma científico moderno, con todas sus incongruencias y limitaciones).


LAS CIENCIAS SAGRADAS

 

Para comprender la Ciencia Sagrada y su ámbito, es importante primero distinguir dos esferas de realidad:

- Metafísica: que comprende la Esencia No-Dual, más allá de todo nombre y forma, espacio y tiempo. Misterios Mayores de Eleusis o iniciaciones axiales: realización espiritual en su totalidad, Conciencia Absoluta como síntesis de todos estados de ser, manifestados y no manifestados.

- Cosmológica: que comprende el Devenir Dual de las polaridades cósmicas, relativo a los seres manifestados y sus coordenadas espacio-temporales. Misterios Menores de Eleusis o iniciaciones solares: recuperar el estado adámico del Hombre Primordial.

En esta segunda se inscriben fundamentalmente todos los conocimientos tradicionales de carácter iniciático. A continuación se presenta una secuencia de estas Ciencias Sagradas en base a nuestra herencia occidental-hermética, para hacernos una idea del contexto en el que se enmarca la Astrología.

 
Captura de pantalla 2017-04-19 a las 17.53.12.png

Aritmosofía - Geometría Sagrada

CIENCIA DE LOS PRINCIPIOS

La Ciencia Sagrada de los Números es la más original y fundamento primero de todas las restantes. No hay Manifestación sin Vibración, y esta se expande de modo ritmado para crear el cosmos, bajo unas leyes numéricas y una armonía musical de las esferas. De este modo cada número natural es un numen, un ser superior eterno e increado expresión del Intelecto Divino, y cuyo cuerpo viene simbolizado por su figura geométrica, de acuerdo a la tradición pitagórico-egipcia. Estos, y no los constructos socio-culturales de un inconsciente colectivo, son los auténticos arquetipos que sustentan la Sophia Perennis.


Cábala  

CIENCIA DEL VERBO DIVINO

La ciencia de los números está en estrecha relación con la ciencia de las letras. El Universo es el Gran Libro en el que la Pluma divina escribe indefinidas combinaciones creaturales posibles en base a las letras-número prototípicas. La doctrina del Verbo, Logos o Palabra divina nos describe cómo opera el Acto creacional (Fiat Lux) a través de un flujo vertical emanativo vehiculado en distintos mundos y esferas. La Cábala representa simbólicamente esta emanación a través de un juego de velos reflectantes o recipientes que al mismo tiempo que contienen son desbordados por la inmensa potencia lumínica de lo Infinito.

“Dentro de la Conciencia moran el firmamento y el mundo; el fuego y el aire, el sol y la luna, los relámpagos y las estrellas, todo lo que está y todo lo que no está en el universo”. (2).png

                                                   

                                                   

Astrología

CIENCIA DE LA MANIFESTACIÓN CÍCLICA

El Universo y la Vida se despliegan en un flujo horizontal de espacio-tiempo-causa, de acuerdo a un orden cíclico (Cosmos) "imagen móvil de la Eternidad" a decir de Platón. Este devenir serpentino de la creación puede medirse de diversos modos según sea configurado simbólicamente cada desplazamiento (planetas, signos, casas, aspectos, etc.). La Astrología estudia los Cielos para entender estos Ciclos que permiten que se desarrolle en fases todo proceso, pues el Firmamento exterior no es más que un espejo que refleja el interior .


Alquimia

    CIENCIA DEL OPERAR DE LA NATURALEZA 

La Naturaleza sublunar, compuesta por los cuatro elementos (Aire, Fuego, Agua y Tierra), responde en su dinamismo a momentos de disolución seguidos de otros de coagulación, es decir a un proceso encadenado de muerte y germinación (generación y corrupción según Aristóteles). Conocer el funcionamiento intrínseco de estas fuerzas vitales es necesario para poder rectificar con las operaciones pertinentes todo aquello que ha sido embrutecido y desviado de su núcleo esencial. Este es el reflujo iniciático que realiza el alquimista con las corrientes energéticas universales que observa en la naturaleza y dentro de sí.

Captura de pantalla 2017-04-19 a las 17.29.47.png

Teurgia  

CIENCIA DE LO SOBRENATURAL  

Se trata del resultado del trabajo consciente con las Ciencias Sagradas, cuando se produce una alineación perfecta entre la voluntad individual y la divina, y un efecto totalmente pacificador y sanador por la irradiación del Espíritu. La Teurgia manifiesta en lo natural fuerzas metafísicas sobrenaturales a través de signaturas, sellos, invocaciones, etc. Pero más allá de procedimientos específicos, el efecto consiste en dejar que la acción divina se plasme nítidamente sin obstrucciones egoicas, lo que también podría considerarse como una Teofanía.